Invex descarta recesión en México para el 2022 y el 2023, pese a EU.

Entre agosto y septiembre se estaría viendo el máximo de inflación anual en México, de alrededor de 8.5%, consideró el banco.

Invex no ve que México pueda caer en una recesión económica este o el siguiente año, pese a la relación ampliamente estrecha que el país tiene con Estados Unidos, en donde la economía ya lleva dos trimestres consecutivos de contracciones y, se espera, continúe así este año ante los altos niveles de inflación y las alzas en las tasas de interés.

Ricardo Aguilar, economista en Jefe de Invex Banco, explicó que, para este año, esperan que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca a una tasa de 1.2%, considerando el impacto que tendrá la recesión de Estados Unidos en México. Para el próximo año, el crecimiento se aceleraría a 1.5 por ciento.

“Nosotros desde hace un mes veíamos ya muy cercano una recesión en Estados Unidos, y lo incluimos en nuestro estimado de 1.2% de crecimiento, mientras que el consenso traía hasta 2.0 por ciento. Sí vemos que la recesión va a pegar a México, sobre todo, en el 2022”, precisó en videoconferencia de prensa.

En caso de que la Reserva Federal de Estados Unidos continúe el siguiente año con el alza de tasas, el economista en Jefe de Invex advirtió que el estimado de crecimiento del 2023 puede ser revisado a la baja, por los efectos que esto tendría para la economía mexicana.

Respecto a los efectos para México en cuanto a la recesión en Estados Unidos, Ricardo Aguilar señaló que afectaría por el lado comercial así como en las remesas que reciben los hogares mexicanos; sin embargo, estas últimas no dejarían de llegar.

“Pico inflacionario” podría verse hasta septiembre

Respecto a la inflación, el economista en Jefe de Invex explicó que el “pico inflacionario”, es decir, el nivel más alto que presentará la inflación este año, se podría ver entre agosto y septiembre.

“Entre agosto y septiembre estaríamos viendo el máximo de inflación anual en México, de alrededor de 8.5% de acuerdo con nuestros cálculos. De ahí, descendería a 8.25% al cierre del año”, dijo.

De esta manera, la inflación cerraría el año muy por arriba del objetivo de Banco de México (Banxico) de 3% +/- 1 punto porcentual. Para el siguiente año, se ubicaría en 5.15%, de acuerdo con Invex.

En su última lectura, correspondiente a la primera quincena de julio, los precios al consumidor incrementaron 8.16% en comparación anual, el mayor registro que se tiene desde enero del 2001.

En la víspera los economistas consultados por Banxico cada mes estimaron que la inflación cerrará el año en 7.83 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.